SAN MARTIN DE PORRES

SAN MARTIN DE PORRESEN LINEA.COMSAN MARTIN DE PORRES
Loading...

sábado, 20 de diciembre de 2014

Ministerio de Cultura recupera Zona Arqueológica El Paraíso en San Martín de Porres

Viernes, 19 Diciembre 2014
Invasores fueron desalojados de área intangible.
Personal del Ministerio de Cultura, la Dirección de Defensa del Patrimonio y la Policía Nacional realizaron con éxito el desalojo preventivo de la zona arqueológica Paraíso, ubicada en el distrito de San Martín de Porres, en Lima Metropolitana.
La acción se realizó en cumplimiento de la Ley N° 30230 con el fin preservar el patrimonio cultural y con la presencia de más de 70 efectivos policiales de la comisaría de Pro y de la dirección anti-invasiones, al mando del comandante PNP Carlos Ramos.
El operativo se inició a las 8:00 de la mañana del viernes 19 de diciembre y tuvo una duración de dos horas. No se registraron hechos de violencia ni detenciones. En la acción se destruyeron cuatro viviendas precarias, una de las cuales estaba situada en la parte superior de una de las pirámides del complejo arqueológico, así como un tanque de agua, que fue retirado por completo.
Cabe precisar que los invasores tenían cercado todo el lugar, el cual utilizaban como almacén de materiales reciclados. Además, habían realizado plantaciones en el mismo espacio y las familias vivían en condiciones antigénicas.   
El Procurador del Ministerio de Cultura, Javier Paredes, indicó que, luego de estas acciones, se instalará una caseta de seguridad con personal permanente para evitar que los invasores vuelvan a tomar esta zona.
Esta es una de las muchas acciones que el Ministerio de Cultura ha realizado a la fecha  y de esta manera reafirma su decisión de combatir y defender con todas las herramientas legales las afectaciones al patrimonio arqueológico. Asimismo, recuerda que la invasión de áreas intangibles es un delito que implica multas  y sanción penal.
Por otro lado, el ministerio  invoca a la población a no dejarse sorprender por traficantes de tierras o personas inescrupulosas que las incitan a ocupar zonas protegidas.



2da‬ ‪#‎Marcha‬ Derogatoria del Nuevo Régimen Laboral Juvenil

Lunes ‪#‎22Dic‬ ‪#‎06pm‬ Plaza San Martin 

>>★ TODOS LOS JÓVENES DE 18 A 24 AÑOS QUE TRABAJEN Y ESTÉN PLANILLA★<<
>> NO TENDRÁN GRATIFICACIONES O BONIFICACIONES
>> NO TENDRÁN DERECHO A UTILIDADES
>> PERDERÁN LA COMPENSACIÓN POR TIEMPO DE SERVICIO (CTS)
>> LES REDUCIRÁN LAS VACACIONES DE 30 A SÓLO 15 DÍAS AL AÑO
y todo esto lo hace el gobierno con el pretexto de reactivar "La Economía"... mejor dicho para REACTIVAR LA ECONOMÍA DE LOS EMPRESARIOS Y AL CARAJO CON LOS OBREROS...
Lo curioso es que gran cantidad de jóvenes afectados no tienen la menor idea de esta ley, así que el gobierno y los empresarios la están haciendo linda...
En conclusión, según la ley 30288, promulgada el 16/ 12/ 2014 por el gobierno : la lógica del empresario empleador es simple, sin flexibilización laboral no es posible formalizar a los empleados jóvenes, es decir, solo precarizando el régimen laboral es posible fomentar el empleo. Brutal y pragmático.
Quieres que esto cambie? díselo a los jóvenes y que ellos sigan la cadena informativa, no es complicada la información, no te tomará más de 3 minutos, no hay otra alternativa, los medios masivos son de los grupos de poder, y no tenemos mucho tiempo si queremos anular esta grave medida, de nosotros depende el presente y el futuro...
Recuerda que el enemigo es el fundamentalismo neoliberal según el cual solo quitando derechos laborales y recortando beneficios a los obreros es posible hacer empresa en el Perú.


¿CÓMO CAMBIAR EL MUNDO SI NO PODEMOS CAMBIARNOS A NOSOTROS MISMOS? Los desafíos de la izquierda anticapitalista europea

PANAGIOTIS SOTIRIS *
Viernes 19 de diciembre de 2014
[¿Cómo explicar la debilidad de las izquierdas anticapitalistas en estos últimos cinco años? Aunque la situación objetiva es propicia para la agitación política, se ha abierto un espacio para un reformismo radical y han estallado insurrecciones por todo el mundo, el relativo fracaso del NPA en Francia, de Antarsya en Grecia y del SWP en Gran Bretaña aparece como una paradoja. En este artículo, Panagiotis Sotiris, miembro dirigente de Antarsya, propone un análisis de las causas profundas de esta incapacidad y llama a una renovación teórica, estratégica y política. El anticapitalismo no puede contentarse con denunciar las traiciones de las direcciones confederales y desbordarlas en las reivindicaciones sindicales (salarios, despidos, etc.). Hay que producir programas transitorios, plantear la cuestión del poder y de la hegemonía, transformar el partido en laboratorio para hacer nacer “nuevas formas de intelectualidad de masas, a la vez críticas e implicadas en la lucha política” 1/. (Nota introductoria de Contretemps]
La izquierda anticapitalista europea está en crisis. De la crisis del SWP en Gran Bretaña a la implosión del NPA o la fragmentación del ala izquierda de Rifondazione Comunista en Italia, pasando por la incapacidad de Antarsya (Grecia) para ampliar su audiencia a pesar de las recientes conmociones que caracterizan actualmente a la sociedad griega, la mayor parte de las tendencias que se reclaman de una crítica revolucionaria del reformismo socialista y comunista y que se inscriben en la filiación de Mayo 1968, están hoy día en una profunda crisis política.
Esto se produce en claro contraste con un período precedente, iniciado desde la segunda mitad de los años 1990, durante el cual la izquierda anticapitalista jugó un papel más que útil en el ascendente altermundialismo, constituyó una vanguardia en distintas luchas de primer orden a nivel nacional, sirvió de catalizador en la formación de iniciativas más amplias y, en algunos casos, fue el marco de empujes electorales destacables.
Y lo más notable es que esta crisis de la izquierda anticapitalista coincide con un período en el que además de una crisis sistémica del capitalismo se produce un impresionante regreso de los movimientos de masas.
En este sentido, el esquema recientemente propuesto por Alex Callinicos que consiste en decir que los buenos tiempos de la izquierda anticapitalista tuvieron lugar entre 1998 y 2005 – del ascenso electoral de la izquierda anticapitalista francesa (y del movimiento altermundialista) hasta el rechazo del tratado europeo–, por justo que sea en cuanto a cronología de una cierta forma de política anticapitalista de los años 2000, deja a un lado la actual coyuntura y su dinámica.
¿Qué mejores condiciones podríamos esperar que las que encontramos hoy, más allá de nuestros problemas, de nuestras crisis y de nuestros límites ?
Auténticos resquebrajamientos en la hegemonía liberal, una crisis abierta de la integración europea, es decir de la principal estrategia llevada a cabo por los capitalistas europeos en los últimos cincuenta años, sociedades enteras sacudiendo sus certidumbres, la vuelta de las manifestaciones de masas y de las movilizaciones que, en algunos casos, adoptan acentos insurreccionales, la voluntad de democracia, de soberanía popular y de reapropiación del espacio público, una desconfianza creciente hacia los políticos y una relación de fuerzas a escala internacional que no sólo contradice la omnipotencia americana sino que ofrece también puntos de referencia para resistir, de Gaza a Kobané.
Evidentemente, no se trata de subestimar otros elementos de la coyuntura, como el rostro repugnante del fascismo y el ascenso de la extrema derecha. Sin embargo, también éstos muestran ser la expresión de una crisis política aún más profunda, y de la incapacidad de la izquierda radical y anticapitalista para ofrecer una salida, progresista y emancipadora, al rechazo popular de los partidos parlamentarios y de la política institucional.
El principal desafío consiste por tanto en esto: ¿Por qué estamos en crisis? ¿Por qué, por ejemplo, Syriza –pese al impresionante giro a la derecha de su dirección– constituye hoy día el mejor ejemplo de una política de izquierda en Europa?
Creo que la principal razón de nuestros problemas tiene algo que ver con los límites de la izquierda anticapitalista desde los años 1990. La izquierda anticapitalista era esencialmente una fuerza de resistencia, de apoyo a los movimientos y de defensa ideológica del socialismo y de la revolución. Podía mostrarse útil en la organización de los movimientos antiliberales e incluso reclutar nuevos miembros sobre todo entre las franjas radicales de los movimientos. Pero no tenía verdadera estrategia.
Les cuestiones del poder, de la hegemonía y de la estrategia revolucionaria han sido dejadas sin respuesta, pese a la invitación de Daniel Bensaïd a reabrir el debate sobre la cuestión estratégica.
La distancia entre la táctica en el día a día, tanto en los movimientos como en las coaliciones electorales, pensada sobre todo en base a una agenda contra el neoliberalismo –lo que constituía principalmente el "anticapitalismo" de los años 2000– y una defensa abstracta de una orientación "revolucionaria", más en términos identitarios que prácticos, explica este vacío estratégico.
La izquierda anticapitalista no ofrecía desde entonces ninguna alternativa viable a la tentación del "todo excepto" coaliciones, encarnada en la desastrosa participación de Rifondazione Comunista en el segundo gobierno Prodi (un gobierno del tipo "todo excepto Berlusconi") y los límites de los "Frentes únicos de un tipo particular".
Además, tampoco ha reflexionado en términos de potencial bloque histórico, ni se ha interrogado sobre la forma en que podemos articular una amplia alianza de las clases bajas con un relato alternativo dirigido a la sociedad. ¿Pero cómo podríamos ofrecer un relato alternativo cuando la principal reivindicación programática ha consistido en "la redistribución de las riquezas + la defensa de los servicios públicos"? No subestimo estos objetivos, pero no constituyen un relato alternativo. No presentan un paradigma social y político antagónico al neoliberalismo.
Además, en particular en Europa, y a pesar del hecho de que el gran momento de la movilización de la izquierda radical en la Europa del Oeste fue el rechazo de la constitución europea, la izquierda anticapitalista ha subestimado la crítica de la integración europea. El abandono de cualquier crítica de la moneda única y las acusaciones dirigidas contra quienes lo intentaban con el pretexto de que esto les convertía en “nacionalistas” o “social-chovinistas” tuvieron como consecuencia que, en un período de desencanto creciente y de crisis del proyecto europeo, sea sólo la extrema derecha, con su sucedáneo de "Euroescepticismo" (sucedáneo por sus posiciones favorables al orden establecido y a los patronos) quien haya conocido una dinámica política, como lo muestran las últimas elecciones europeas.
El espacio político sólo ha quedado abierto para posiciones del tipo de las propuestas por Syriza, que dan la impresión de confrontarse a la cuestión estratégica aunque no van más lejos que una simple variación sobre el mismo tema de las posiciones de “gobierno progresista” antiliberal surgidas de los años 1990. En un período en el que la posibilidad de combinar, en los eslabones débiles de la cadena, un gobierno de izquierda radical con formas de poder popular por abajo podría realmente iniciar una secuencia revolucionaria absolutamente original, la posición de amplios sectores de la izquierda anticapitalista en Europa era, en la práctica, que no se podía hacer nada y que asistiríamos a una repetición de los años 1970.
Por otra parte, aunque en los años pasados hayamos conocido importantes movimientos de masas –en amplitud y duración, pero también en términos de experimentación política, con nuevas formas de democracia, expresión con igual voz, coordinación horizontal, emergencia de nuevas y nuevos dirigentes– la mayoría de las tendencias de la izquierda, a excepción de la izquierda anticapitalista española, no han aprendido en realidad nada de estos movimientos a los que sin embargo han aportado una contribución nada despreciable. No han aprendido nada de las nuevas formas de democracia, no han integrado a las nuevas y nuevos dirigentes que han emergido de estos movimientos, no han intentado responder a los desafíos estratégicos que ello planteaba. Los han considerado simplemente como movimientos, y no como procesos experimentales. Es un llamativo contraste con las tradiciones marxista y leninista, que ven la participación en los movimientos como una experiencia que permite aprender y transformarse.
Por consiguiente, los actuales llamamientos a restablecer el proceso de "construcción de la organización" son inapropiados. No porque no necesitemos organizaciones revolucionarias, pero éste es sólo un aspecto, y no el más importante, de la necesaria recomposición de la izquierda anticapitalista hoy. Además, la mentalidad que lleva a cada grupo a pensar que es el poseedor de la verdad revolucionaria y que debe reforzarse en frentes amplios, mientras que las otras tendencias de estos frentes serían "reformistas" o "cuasi-reformistas", no ayuda mucho a iniciar amplios procesos de recomposición. Lo mismo ocurre con la mentalidad que piensa que está en juego la legitimación histórica de una corriente histórica particular. Debemos pensar en términos de radical novedad.
¿Cuál es el resultado de estos incumplimientos? El resultado es que hoy día la mayor parte de la gente de la izquierda anticapitalista europea se vuelve hacia Syriza como ejemplo de esperanza, a pesar de que la dirección de Syriza haya abandonado la mayoría de sus posiciones radicales, haya aceptado plenamente el marco institucional de la Eurozona y de la deuda, y haya rechazado integrar la nacionalización de los bancos y de las empresas estratégicas en la lista de sus reivindicaciones inmediatas. O, por dar otro ejemplo, todo el mundo está de acuerdo en ver una cierta esperanza en el proyecto Podemos, aunque su línea política haya perdido parte de su radicalidad y aunque se hayan planteado muchas cuestiones sobre el modelo de dirección. En la audiencia que encuentran Syriza y Podemos entre las y los militantes, lo esencial no es su política y su verdadera estrategia, sino dos elementos cruciales: la puesta en marcha de un proceso político a gran escala, que incluye a fracciones importantes de los movimientos, y por supuesto la confrontación con la cuestión del poder política y de la potencial hegemonía.
Sin embargo, no estoy seguro de que hoy día la regla de oro sea la entada o la incorporación de la izquierda anticapitalista en los frentes amplios de este tipo. La razón es que sigue siendo necesaria la necesaria autonomía de una estrategia potencialmente revolucionaria. Este es uno de los aspectos que me sigue pareciendo pertinente de la posición que quiere "resucitar a Lenin".
¿Es esto sectarismo? La respuesta es un no rotundo. El desafío para la izquierda revolucionaria o anticapitalista no está en escoger entre amplios frentes electorales y sectas tradicionales. El desafío consiste en desarrollar un proyecto alternativo para la izquierda que, de una u otra manera, se concentre en lo que puede definir una potencial estrategia revolucionaria para el período.
En primer lugar, necesitamos reflexionar en términos de un nuevo bloque histórico. Partiendo de la lectura que hago /2 , este concepto gramsciano no es por naturaleza ni analítico ni descriptivo. No hace sólo referencia a la idea de alianza de clases. Se trata de un concepto estratégico que trata de cómo podemos preparar el encuentro entre une alianza amplia en el seno de las clases subordinadas, un relato alternativo para la sociedad en su conjunto y nuevas formas políticas de masas.
En este sentido, no hay que subestimar la importancia de esta aguda demanda de soberanía popular en los recientes movimientos –que han tomado por ejemplo la forma de una reapropiación del espacio público–, en nombre de una visión arquetípica del "movimiento obrero" o de la "huelga general". Por el contrario, sería más fructífero contemplar estas formas de luchas en común, de solidaridad y su impulso democrático como un embrión de los bloques históricos subalternos.
Tal concepción implica conceder una gran importancia a la cuestión del programa político. Esto no tiene nada que ver con la teología del programa o con una especie de fantasma político revolucionario. El programa de transición constituye la articulación de las experiencias, las reivindicaciones, las experimentaciones y las formas de ingenio colectivo que han emergido del movimiento, en relación con la búsqueda colectiva de las diferentes vías que nuestras sociedades pueden emprender. Se trata de la articulación entre las “huellas de comunismo” en las luchas contemporáneas y las prácticas colectivas separadas del reino de la mercancía, y la conquista del poder por el movimiento obrero para dar otras trayectorias históricas a nuestras sociedades, tanto en términos de organización social como de posicionamiento internacional.
En este sentido, una versión contemporánea del programa de transición no puede ser reducida a simples llamamientos a la redistribución y la defensa de los servicios públicos. Debe consistir en una exploración mucho más profunda de las diversas vías que pueden emprender nuestras sociedades, considerando un paradigma social y económico diferente, basado en nuevas formas de control democrático, de autogestión, de nuevas redes de distribución y en prioridades sociales diferentes. No será un camino fácil. Necesitará una sociedad en lucha cambiante –de hecho–de valores, de prioridades y de relatos. Requerirá una nueva ética de la participación colectiva y de las responsabilidades, una nueva ética de la lucha y del compromiso, un "sentido común" suficientemente formado y transformado para constituirse en el "buen sentido".
En Europa, esto implica necesariamente una ruptura con el neoliberalismo, feroz firmemente anclado en la Eurozona, y en general con la "soberanía limitada" impuesta por los diversos tratados que definen la versión contemporánea de la gobernanza europea. Ahí tenemos la oportunidad de combinar una reivindicación de justicia social con una reivindicación de soberanía popular.
Sin embargo, esta concepción implica también abordar la cuestión de la estrategia revolucionaria hoy día. En la coyuntura actual, con la crisis de la hegemonía neoliberal y la vuelta de las movilizaciones de masas, una concepción más estratégica es un elemento vital.
¿Qué significa la idea de que atravesamos hoy día una secuencia revolucionaria? Es una cuestión rechazada la mayor parte del tiempo. Por una parte, tenemos la dinámica del movimiento y, por otra parte, en un momento indefinido aunque alejado en el tiempo, tendremos el control obrero y la revolución. Cuestiones tan estratégicas como la eventualidad de un gobierno de izquierda radical, y la posibilidad de que tal avance forme parte de una secuencia revolucionaria, son abandonadas a los reformistas mientras la izquierda revolucionaria o anticapitalista espera el advenimiento de su presuntamente inevitable fracaso.
Me gustaría avanzar la idea de que, en las sociedades europeas contemporáneas, debemos ver la cuestión del poder gubernamental no como una gestión progresista del capitalismo sino como un aspecto de un posible proceso de transformación. Dicha perspectiva puede incluir la articulación de un gobierno de izquierda radical, basado en un necesario programa de transición, con fuertes movimientos por abajo, movimientos de poder popular, el control obrero, la autogestión, la solidaridad, cambios institucionales profundos y nuevas formas de participación democrática, constituyendo todo ello un proceso. Una vía que necesariamente será accidentada, contradictoria y experimental por naturaleza. Es también un proceso que deberá hacer frente a la salvaje oposición de las fuerzas del capitalismo y del imperialismo.
Desde luego, eso implica también abrir verdaderamente el debate sobre lo que quiere decir "destruir el Estado" o hacer "desaparecer el Estado", y sobre cómo poner en pie nuevas formas de planificación democrática y de autogestión en oposición a la presión del mercado, sobre cómo incorporar las experiencias surgidas de las movilizaciones.
Se podría replicar: "¿Por qué empeñarse en la elaboración completa de una estrategia revolucionaria en lugar de articular simplemente nuestra crítica del reformismo?" Pienso que si el debate sobre la gobernanza de izquierda se les deja a las tendencias reformistas, verán las cosas con sus propias lentes, las lentes de debates de triste memoria sobre la gobernanza progresista que anduvieron dando vueltas en los años 1990 y comienzos de los 2000 y que condujeron a los desastrosos efectos de la participación en los gobiernos Jospin y Prodi. El fracaso sería entonces una “profecía autorealizada”. Y no es cierto que después vendría una nueva emergencia de fuerzas revolucionarias. Semejante fracaso puede llevar también a realineamientos aún más reaccionarios en la escena política.
Lo cual implica que es indispensable que la izquierda anticapitalista y revolucionaria piense en términos de proyecto alternativo y no ya sólo en términos de topografía alternativa de la izquierda.
Esto nos lleva a plantear la cuestión de las exigencias organizativas. ¿Qué tipo de organizaciones necesitamos para estar en condiciones de lanzarnos a un proceso revolucionario como el citado? El modelo tradicional, que contemplaba, de manera esquemática y mecánica, la confrontación con la cuestión del poder en términos de lógica militar, y que ponía el acento ante todo en la disciplina, es desde luego intrínsecamente inapropiado y, lo que es peor, nos hace correr el riesgo de imitar al Estado burgués. En la lucha por une sociedad diferente, basada en principios y en prácticas antagonistas a la lógica capitalista/burguesa, necesitamos organizaciones que reflejen las nuevas formas sociales emergentes. Contrariamente a la visión tradicional –de que las exigencias de la lucha y la necesidad de un compromiso disciplinado en el proceso revolucionario justifican restricciones a la democracia interna, la supresión de la libertad de palabra, y una jerarquía rígida–, queremos organizaciones políticas que sean al mismo tiempo laboratorios para la elaboración colectiva de nuevos proyectos y nuevas formas de intelectualidad política y crítica a escala de masas, y sitios de experimentación para nuevas relaciones sociales y políticas. En este sentido, deben ser más democráticas, más igualitarias, más abiertas, menos jerárquicas y menos sexistas que la sociedad que las rodea.
Pero esto no debe ser entendido como una exigencia abstracta, sino como una tarea urgente que implica también un proceso completo de reconstrucción y de reinvención de las organizaciones políticas. Las organizaciones políticas radicales contemporáneas no reflejan sólo las dinámicas de la coyuntura y de las luchas actuales. Son también el resultado de todo un período de crisis y de repliegue del movimiento comunista y socialista revolucionario. Al mismo tiempo, debemos reconocer la originalidad, las fuerzas, pero también los límites de las principales formas organizativas que emergen del movimiento social. La "coordinación horizontal" de los movimientos –indispensable para crear alianzas y espacios de lucha abiertos– no siempre ayuda a la necesaria elaboración de programas políticos, y por lo general, no permite debatir las cuestiones del poder político y de la hegemonía. El "frente electoral" de izquierda, por lo general basado en un programa mínimo de medidas inmediatas antiliberales, puede adoptar fácilmente la forma de una agenda reformista al servicio de una gobernanza socialdemócrata progresista. En cuanto al modelo clásico del grupo o de la secta revolucionaria (así como de sus respectivas corrientes internacionales), tiende a reproducir la fragmentación, el sectarismo, y la versión autoritaria y local de un "Lenin imaginario".
En sus antípodas, "resucitar a Lenin" hoy día implica pensar con originalidad máxima, no contentarse con reproducir modelos sino crear laboratorios de nuevos proyectos políticos. No lo podremos conseguir ni con simples coaliciones electorales ni con el antagonismo entre diferentes grupos en el seno de la izquierda radical por "la hegemonía". Necesitamos frentes políticos democráticos, nuestra propia versión de la estrategia del Frente único basado en programas anticapitalistas, frentes que pueden servir de proceso para reunir a diferentes corrientes, diferentes experiencias en el movimiento social, diferentes sensibilidades políticas, que pueden servir de laboratorios para nuevos proyectos políticos antagonistas. Necesitamos frentes que puedan reunir orientaciones y sensibilidades diferentes, experiencias e historias diferentes. Necesitamos "procesos constituyentes" políticos basados en la necesidad de superar la fragmentación y la crisis de la izquierda anticapitalista, verdaderos procesos de recomposición. Debemos reconocer plenamente que las organizaciones y las corrientes actuales de la izquierda anticapitalista son transitorias, que son aspectos de un proceso de transformación y de elaboración colectiva de nuevos proyectos políticos que todavía están por nacer, que es esencial sustituirlas, tanto en términos de organización como en términos de estrategia. Esto podría ser una autocrítica necesaria, e incluso más necesaria que nunca.
Es indispensable abrir este debate a todos los niveles, tanto a escala nacional como internacional, aprender de nuestros avances y de nuestros errores, debatir con la mayor apertura posible de espíritu sobre diferentes experiencias, evitar los modos sectarios y burocráticos de pensamiento y crear no sólo lugares para el diálogo y el intercambio de ideas, sino verdaderos laboratorios de la esperanza.
¿Cómo podríamos cambiar el mundo si no podemos cambiarnos a nosotros mismos?
Panagiotis Sotiris es un teórico marxista y un miembro eminente del comité coordinador de Antarsya, el frente de la izquierda anticapitalista griega. Sus trabajos tratan sobre todo de la filosofía contemporánea y marxista, de Gramsci, de Althusser, de les teóricos críticos radicales y el imperialismo.
Intervención presentada en plenario en la 11a edición del coloquio Historical Materialism /3, el 6 de noviembre de 2014.
26/11/2014
http://www.contretemps.eu/interventions/comment-changer-monde-si-nous-ne-pouvons-pas-nous-changer-nous-m%C3%AAmes-d%C3%A9fis-gauche-anti
Notas
1/ http://revueperiode.net/gramsci-et-la-strategie-de-la-gauche-contemporaine-le-bloc-historique-comme-concept-strategique/
2/ http://revueperiode.net/gramsci-et-la-strategie-de-la-gauche-contemporaine-le-bloc-historique-comme-concept-strategique/
3/ http://www.contretemps.eu/interventions/programme-11%C3%A8me-%C3%A9dition-colloque-historical-materialism

Raul Wiener "Cuba ganó la partida"

El presidente Obama calificó de obsoleta la política de bloqueo y desestabilización contra Cuba, a lo largo de los últimos 54 años. Lo dijo él, no un líder cubano o alguno de los innumerables críticos de esa política, que existen en el mundo. En otra parte indicó que después de tanto tiempo los hermanos Castro siguen en el gobierno de la isla con el respaldo del Partido Comunista. El mensaje era claro: si alguien pensó que con la presión del gigante sobre la economía y las condiciones de vida de la gente, se favorecería la caída de régimen y el sistema político cubano, se equivocó, porque ni siquiera se consiguió separar al gobierno de la población que nunca cesó de luchar contra el embargo.
Estados Unidos falló, pero es muy difícil para una superpotencia reconocerlo e iniciar la marcha atrás. En el primer hecho importante en materia internacional, en sus dos gobierno, Obama echó a caminar el cambio. Todavía no sabemos hasta qué grado puede haberse abierto un conflicto con los republicanos que dominan el Congreso, con los cubanos de Miami y con el complejo militar. Pero lo evidente es que después de lo que pasó ayer, ya no se puede volver atrás, sin resquebrajar la institucionalidad del Estado y sin aislarse en el plano internacional. Todo indica que la pelea va a venir en lo queda por ejecutar como es lograr el acuerdo para levantar el embargo y retirar la calificación de país que apoya el terrorismo que los norteamericanos le endilgaron por cuenta propia.
Pero el hecho es que ayer fue un día para la historia. Acabamos por entender que por más poderoso que sea el imperio no puede hacer lo que le da la gana, como lo demuestran también los acontecimientos de Iraq, Siria y Libia. La poderosa maquinaria de Estado Unidos ha aceptado su error y empezado a retroceder. Claro, nadie les va pedir que respondan por las consecuencias de sus actos: la escases de medicinas y alimentos, el boicot tecnológico y otras bagatelas que deben haber costado vidas, salud y retraso en el desarrollo de la isla. La lección de resistencia por un espacio de muchísimos años, será un tema de investigaciones futuras. Cuba no es ningún paraíso y su población sufre múltiples carencias. Pero hay un sentido de no doblegarse ante el matón internacional del que han aprendido otros pueblos.
¿Ahora qué viene? Lo más probable es una intensa batalla política dentro de los Estados Unidos en contra de la decisión presidencial. Pero creo que ahí no va a acabar la cosa. En los últimos años y a propósito de no haber podido doblegar al gobierno de Venezuela, hay en operaciones numerosos agentes políticos que actúan contra los gobiernos malvados de Cuba y Venezuela. Lo que veo es que las fundaciones de extrema derecha que los financian van a aumentar sus actividades por ese lado.

PERU POSIBLE SAN MARTIN DE PORRES -NAVIDAD DEL NIÑO SAN MARTINIANO

inclusión con los mas necesitados. Por un Perú posible .siempre de pie nunca de rodillas, ESTE SABADO 20 DICIEMBRE 2014  AAHH HUERTOS DEL PARAISO -SAN MARTIN DE PORRES

Régimen laboral juvenil: convocan a segunda marcha para este lunes 22 DICIEMBRE 2014

Una mejor organización se prepara para la marcha del lunes #22D.
Mediante un evento creado en Facebook, se ha anunciado una segunda marcha en contra del régimen laboral juvenil, la cual se realizará el lunes 22 a las 5.00 p.m., teniendo como punto de concentración el Campo de Marte.
A pesar de que la concentración de anoche fue masiva y terminó con jóvenes heridos por parte de la represión policial, señalaron que volverán a marchar hasta ser escuchados y que se derogue la ley que quita derechos laborales a personas de entre 18 y 24 años, a fin de reactivar la economía.
Cabe recordar que la marcha de anoche reunió alrededor de 25 mil jóvenes, quienes salieron desde Plaza San Martín, en grupos hasta la Plaza de Armas, Ministerio de Trabajo y hasta el local del Partido Nacionalista, en San Isidro.
En primera instancia, tenían intención de protestar nuevamente hoy, pero han decidido organizarse hoy en un punto en específico para coordinar el recorrido de la marcha del día lunes, pues ayer muchos criticaron la desorganización.
Además, verán las medidas de seguridad que se tomarán, pues ayer denunciaron represión policial violenta, cuando la marcha era pacífica. 
Hasta el momento, el evento de Facebook indica que el objetivo será llegar a Palacio de Gobierno o el Congreso. 

FELIZ AÑO NUEVO CON LOS DESTELLOS EMBAJADORES DE LA CUMBIA PERUANA

FELIZ AÑO NUEVO CON LOS DESTELLOS EMBAJADORES DE LA CUMBIA PERUANA -VEN A BAILAR, ESTE 31 DE DICIEMBRE DESDE LAS 8:00 P.M. EN SALON ANSORFAP AV ALEJANDRO TIRADO ESQUINA CON CDRA 9 DE LA AV AREQUIPA , EL MEJOR REVENTON POR AÑO NUEVO, VAMOS A RECIBIR EL 2015, EN EL FIESTON DE FIN DE AÑO CUMBIAMBERA 2015 MAS DE 7 HORASESPECTÁCULO, DONDE TU TE DIVERTIRÁS DE PRINCIPIO A FIN, ARTISTAS INVITADOS "KIKE BALAREZO EL CUMBIAMBERO MAYOR ", "JUANECO "EL CACIQUI DE LA SELVA ", COMPAY QUINTO"".
TE ESPERAMOS NO FALTES, FELIZ AÑO NUEVO A TODOS NUESTROS AMIGOS DEL PERÚ Y TODO EL MUNDO...
SOMOS ANSORFAP EN PLENO CORAZON DE LIMA JESUS MARIA CDRA 9 DE LA AV AREQUIPA CON CUBA , ESTE 31 DE DICIEMBRE, EL MEJOR GRUPO TROPICAL DE TODOS LOS TIEMPOS EN LIMA, EL MEJOR CONCIERTO DE TODOS LOS TIEMPOS LO TIENEN EDITH DELGADO LOS DESTELLOS , LUGAR ELEGANTE, PARA QUE TU PUEDAS PASAR UNA NOCHE FELIZ CON TODOS TUS AMIGOS Y FAMILIA.
VAMOS A DISFRUTAR DE TODOS LOS TEMAS DE LOS DESTELLOS DESDE SU PRIMERA PRODUCCIÓN HASTA LOS ADELANTOS DEL ULTIMO DISCO 2015 . NO TE LO PIERDAS, NO DEJES QUE TE LO CUENTEN - LOS DESTELLOS PENSANDO EN TI.
FELIZ AÑO NUEVO 2015 - LOS DESTELLOS EDITH DELGADO MONTES
CLACE APARTE
VISITA NOS NUESTROS SITIOS OFICIALES:
www.losdestellosperu.com
www.facebook.com/destellosperu
www.youtube.com/destellos1

DESDE ESPAÑA ESTHER VIVAS "Solidaridad navideña: espectáculo y compasión"

Esther Vivas | Público

Llegan las fiestas navideñas y, más allá de los turrones, los reyes magos y el pesebre, un aluvión de programas solidarios inundan nuestros hogares a través de la pequeña pantalla: desde maratones televisivas pasando por grandes recogidas de alimentos hasta galas infantiles. La solidaridad, o el sentimiento de culpa, llama a la puerta.
Hay que ser solidarios, ni que sea una vez al año. Entonces, nos armamos de compasión y marcamos ese 902… o 905… que nos repiten insistentemente y hacemos un donativo aportando nuestro grano de arena a una suma millonaria para luchar contra todo tipo de enfermedades, que afectan a nuestras sociedades; o bien abandonamos el supermercado cargados con la compra de la semana y aprovechamos la jornada solidaria para adquirir un paquete de arroz o un bote de lentejas que damos a la salida a esos voluntarios que con una enorme sonrisa nos dan las gracias; o nos sumamos a todos los famosos que colaboran con la gala por la infancia y aportamos algunos euros para esos pequeños que pasan hambre. Nuestra conciencia queda satisfecha y nuestros remordimientos sosegados.
Las grandes empresas aprovechan el boom solidario para vestirse de filántropo, enseñar su cara amable, preocuparse por los que menos tienen, y patrocinar estas campañas. Nosotros, con toda la buena fe del mundo, les damos la mano. Sin embargo, tenemos que cuestionarnos si aquellos que provocan las desigualdades, que salen ganando con tanta pobreza y que condenan a miles de personas a la más estricta miseria (desahuciados, hambrientos, parados), pueden ser motor de cambio. Creo que la respuesta es clara.
No se trata aquí de criticar a todos aquellos que con las mejores de las intenciones quieren ayudar a quienes más lo necesitan. Su acto solidario, merece todo el respeto. Pero no debemos olvidar, y es necesario recordar y señalar, a quienes intentan lavarse la cara con el altruismo ajeno. Y preguntarnos: en qué consiste ser solidarios. Y si podemos permitirnos serlo solo una vez al año.
Por suerte, tenemos muchos ejemplos de quienes luchan día a día en nuestros barrios y ciudades contra la pobreza y las desigualdades. Nuestra mejor ayuda es apoyarles. Más aún, cuando con la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, también conocida como Ley Mordaza, el Gobierno quiere acallarles. Ser solidarios consiste en ese compromiso consciente y diario, más o menos activo, pero que tiene muy claro quienes generan la pobreza y quienes la combaten.
La solidaridad no es únicamente patrimonio de las Navidades, ni puede cubrirse con una “cuota” al año , ni es un espectáculo. Tampoco puede ser instrumentalizada por el afán de negocio de unas pocas multinacionales. La solidaridad implica conciencia y compromiso, y ejercerla colectivamente y desde abajo es la mejor garantía para el cambio.
*Artículo en Publico.es, 20/12/2014.

Miles protestaron contra régimen laboral juvenil bajo extremas medidas policiales

Desde las 6 de la tarde se agruparon los jóvenes que protestan contra el nuevo régimen laboral juvenil.
Tras la promulgación de la nueva ley del régimen laboral juvenil, miles de jóvenes manifestaron su indignación por el recorte de sus derechos en las redes sociales. Sin embargo, muchos coincidieron en la necesidad de expresar este malestar en persona.
En estos momentos, existe gran concentración de jóvenes en la Plaza San Martín. Informan que un batallón de 100 policías con escudos  y bombas lacrimógenas  que se están agrupando en la espalda de la Corte Superior de Justicia de Lima. 
Los jóvenes han comenzado a movilizarse pero la avenida Abancay está bloqueada por efectivos policiales. Muchos siguen llegando y marchan con la consigna: "Ollanta y la Confiep. Abajo el paquetazo". Jóvenes se reagrupan en la Plaza San Martín por fuerte cordón policial en Av. Abancay, se estima que hay más de 2 mil manifestantes. 
Todos los accesos a jirón de la Unión están cerrados desde la Plaza San Martín. Existe mucha tensión entre la policía y los manifestantes que buscan iniciar su marcha.
Se ha informado que la PNP habría lanzado una bomba lacrimógena cerca a la estación Colmena del Metropolitano. 
En la cuenta de Twitter oficial del congresista Daniel Abugattás se informa que dejará libre la vía de Abancay para que los jóvenes participen en el debate del nuevo régimen laboral juvenil o llamada Ley Pulpin.
En estos momentos la marcha se está dispersando en varias zonas, algunos intentan ingresar a la avenida Abancay, otros se congregan en San Martín y otros tratan de organizarse para llegar a la plaza Dos de Mayo.







LOS MUSICOS AMBULANTES DEL 18 AL 23 DE DICIEMBRE 2014

¡Celebremos juntos las fiestas de fin de año!
Espectáculo para toda la familia
Niños a partir de los 3 años, jóvenes y adultos

Entradas en Teleticket 
PRE- VENTA del 18 de noviembre al 02 de diciembre: S/. 30.00
VENTA del 03 al 23 de diciembre: S/. 40.00

6 únicas funciones
Del jueves 18 al martes 23 de diciembre 8:00 p. m.

CASA DE YUYACHKANI
Tacna 363, Magdalena del Mar

Informes: yuyachkani@yuyachkani.org
Teléfono 263 44 84 (de lunes a viernes de 10 am. á 4 pm.)
________________


“Los Músicos Ambulantes” vuelven en diciembre en seis únicas funciones para celebrar de una manera festiva y también reflexiva y amorosa, las fiestas de fin de año.

Las funciones serán del 18 al 23 de diciembre, todos los días a las 8pm sin parar.

La demanda de nuestro público hacia los personajes y su historia nos ha puesto en evidencia cómo en nuestro país sigue viva la fuerza de una utopía: aprender a comunicarnos respetando las diferencias, incluyéndonos todos como una gran nación y a entender la diversidad como riqueza y no como problema. Este es el sentimiento que nos entregan los personajes de esta obra -el burro, el chusco, la gallina y la gata-, a través de cantos y danzas.

Si ya la vieron, van a querer volver a verla. Los invitamos a que asistan en familia, en grupo, con sus compañeros de trabajo, con los vecinos, con los estudiantes, vengan a celebrar con este clásico del teatro peruano las fiestas.
________________


SOBRE LA OBRA

Creación colectiva de Yuyachkani.
En escena: Ana Correa, Augusto Casafranca, Débora Correa, Julián Vargas, Teresa Ralli, Marco Iriarte.
Dirección: Miguel Rubio Zapata.

Estrenada en 1982, esta obra basada en Los Saltimbanquis de Sergio Bardotti y Luis Enríquez, marca el inicio profesional de Yuyachkani. El montaje constituye una metáfora de los propósitos del Grupo: crear, de manera colectiva, manteniendo la particularidad de cada uno. Es al mismo tiempo un canto a la diversidad cultural peruana, a la música del otro. Desde su estreno no ha dejado de presentarse tanto en el Perú como en muchos países de Latinoamérica, E.E.U.U. y Europa, con los mismos actores que la crearon.

SALIO HIDELBRANT EN SUS TRECE EDICION 19-12-2014



EXCLUSIVO de Hildebrandt en sus trece: el fiscal de la Nación, Carlos Ramos Heredia, no sólo recibió a Rodolfo Orellana en su despacho cuando se desempeñaba como jefe de la Fiscalía Suprema de Control Interno, sino que, según tres testimonios, también era asiduo visitante de las oficinas que el cabecilla de esta mafia tenía en la avenida Guardia Civil, en San Borja.

martes, 16 de diciembre de 2014

Marcha contra el Nuevo Régimen Laboral de Explotación para Jóvenes

 ★
Marcha contra el Nuevo Régimen Laboral de Explotación para Jóvenes ★<<
Viernes, 19 de diciembre a la(s) 18:00
En La Plaza San Martin en Lima
 
TODOS LOS JÓVENES DE 18 A 24 AÑOS QUE TRABAJEN Y ESTEN PLANILLA: >> NO TENDRÁN GRATIFICACIONES O BONIFICACIONES >> NO TENDRÁN DERECHO A UTILIDADES >> PERDERÁN LA COMPENSACIÓN POR TIEMPO DE SERVICIO (.

Diputados Chilenos solicitan retorno de ex militante del MIR preso en Perú hace 21 años

Los miembros de la Cámara Baja Sergio Aguiló y Hugo Gutiérrez entregaron una carta a la Presidenta de la República, Michelle Bachelet solicitando que se aplique el convenio de intercambio de presos con el vecino país, a favor de Jaime Castillo Petruzzi, quien colaboró con el Movimiento Tupac Amaru y fue detenido hace 21 años.

Por medio de una carta a la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, los diputados de la Nueva Mayoría Sergio Aguiló y Hugo Gutiérrez, junto a los familiares del chileno preso en Perú hace 21 años, Jaime Castillo Petruzzi, solicitaron “la legítima intervención de nuestro gobierno ante las autoridades de otro Estado, por derechos que le asisten a un compatriota, en el marco de un tratado suscrito por ambos países”.
“Ni el Señor Ministro de Relaciones Exteriores, y ni el Señor Ministro de Justicia han sido interlocutores con sus pares del país vecino, ni nuestro embajador en el Perú han hecho saber a las autoridades de Lima; que nuestro gobierno desea que Jaime Castillo Petruzzi, como cualquier otro ciudadano recluido que así lo desee, sea en definitiva trasladado a Chile en el marco del tratado sobre traslado de personas condenadas”, señala la misiva firmada por numerosas personalidades del mundo político, intelectual y de los Derechos Humanos, entre ellos el Presidente del Partido Socialista Osvaldo Andrade.
Hugo Gutiérrez manifestó que “la solicitud de traslado de Jaime Castillo se ha realizado. Entendemos que las autoridades del gobierno de Piñera no hayan hecho gestión alguna, pero nos parece inentendible que las autoridades del gobierno de la Presidenta Bachelet no comprendan las razones que estamos dando”.
“Vale la pena hacer las gestiones necesarias por parte de este gobierno para que Jaime vuelva a Chile y pueda cumplir el resto de la condena que le falta en las cárceles chilenas, eventualmente y, después obtener los beneficios correspondientes en el país. Se hace incomprensible que transcurridos 9 meses del inicio de este gobierno no se hagan las gestiones para trasladar a Jaime Castillo Petruzzi a Chile”, agregó Gutiérrez.
El diputado Aguiló expresó que “Jaime Castillo fue militante del MIR durante la dictadura en Chile, luego a partir de 1990 se fue a vivir a Perú, colaboró con el Movimiento Tupac Amaru, fue detenido hace 21 años. En una primera instancia el gobierno de Alberto Fujimori montó un proceso completamente reñido con los principios procesales más elementales y fue declarado entre comillas culpable de ‘traición a la patria’ y a cadena perpetua, luego la Corte Interamericana de Derechos Humanos remitió ese fallo y obligó a Perú a un nuevo proceso y fue condenado a 25 años. Hoy ha cumplido el 90 por ciento de su condena”.
“Tenemos en Chile y Perú un convenio en plena vigencia para intercambio de personas condenadas en ambos países. En virtud de ese convenio solicitamos que la Presidenta de la República lo haga valer y le pida a su par peruano para que pueda proceder a traer a Jaime Castillo a Chile ojalá en las próximas semanas”, puntualizó Aguiló.
Por su parte, el director de la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi, Higinio Espergue, indicó que “Jaime Castillo es el preso político más antiguo de América Latina, aquí deben actuar los principios del derecho humanitario, 21 años preso es demasiado, apoyamos todas las gestiones que permitan traer a la brevedad posible a Jaime a Chile. Su patria es ésta, él arriesgó su vida en la lucha contra la dictadura en Chile, las organizaciones de Derechos Humanos lo queremos que vuelta a la brevedad posible”.
La hermana del chileno preso, Sandra Castillo, dijo que “no se respeta el pacto firmado ya hace más de un año. Queremos que la Presidenta intervenga”.
“Necesitamos a mi hermano acá porque legalmente debiera estar aquí, porque está cumpliendo una condena que no corresponde. Queremos que termine su condena en Chile, ha estado 21 años preso por un juicio mal hecho, un cargo que no tiene: traición a la patria. Nosotros lo único que pedimos es que lo traigan a que cumpla su condena acá. Mi hermano está cumpliendo 60 años, mi padre Jaime Castillo Navarrete tiene 80, su hija está en Chile, tenemos necesidad de estar juntos”, dijo emocionada.
“Es un chileno como cualquiera de nosotros, que tiene su derecho y su nacionalidad, pero lamentablemente el gobierno peruano impone sus condiciones y no se respetan los acuerdos. Hay acuerdo de intercambio de presos. De Chile han salido todos los que han pedido y en Perú lo retienen”.
La carta fue firmada por numerosos intelectuales, diputados, políticos, dirigentes sociales y ciudadanos. Entre otros, la escritora Mónica Echeverría; Manuel Jacques; Jaime López; la abogada de DD.HH. Fabiola Letelier; Isabel Margarita Letelier; el sacerdote católico Jose Aldunate; Jaime Escobar; el abogado de DD.HH. Roberto Celedón; José Galeano; Ramón Huidobro T.; el sacerdote católico Mariano Puga; la escritora Teresa Valdés; Karolina Mayer; Matilde Chonchol, el ex ministro del ex Presidente Salvador Allende, Jacques Chonchol; Roberto Poblete;, Daniela Cicardini; el diputado Gabriel Boric; Alejandra Sepúlveda, los diputados Felipe Letelier; Guillermo Ceroni; Denise Pascal; Lautaro Carmona; Karol Cariola;, Camilla Vallejo; Daniel Núñez;, Manuel Konalve; Maya Fernández; el director de Le Monde Diplomatique Víctor Hugo de la Fuente;, el director de Punto Final, Manuel Cabieses; el Secretario General del MIR, Andrés Pascal Allende; Margarita Marchi; Carlos Ominami; Ramón Huidobro; Paz Rojas; Miguel Retamal; Asociación Nacional de ex Presos Políticos; Articulación Feminista; Alicia Lira; Gladys Díaz; Celsa Parrau; Comisión de DD.HH. del Colegio de Enfermeras; Ramón Núñez; Asamblea Nacional de Derechos Humanos; Antonio Kadima; Nieves Ayress; Peña del Bronx; Juanjita Aguilera; Comisión Etica contra la Tortura; Libio Pérez;, Londres 38, Espacio de Memorias; María Cecilia Marchant, Coordinadora de ex PP; René Miranda; Voces de la Rebeldía; Marialina González, Venda Sexy; Erika Spulker, Nido 20; Sadi Arenas; Casa de Memoria José Domingo Cañas; Nadia López; Sitio Memoria Clínica Santa Lucía; Camila Cortés, Patricia Zalaquett; Colectivo Familiares 23 y 24 de Agosto; Agueda Sáez, Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos; Nano Flores, Colonia Dignidad; Leopoldo Montenegro, CEP; Roberto D’Orival, Colectivo 119 Familiares, Amigos y Compañeros; Pablo Villagra, Agrupación HIJOS; Juan Carlos Chávez, Colectivo 119 Familiares, Amigos y Compañeros; Ramón Núñez, Corporación de Retornados; Alejandra Holzapfel, Agrupación de Derechos Humanos Venda Sexy; María Emilia Marchi, Casa de Miguel Red Solidaria.


Nota en RPP de Perú: